Tomates de diferents mesures.

El tomate

Su nombre científico es Solanum lycopersicum y el verano es sin duda su tiempo. Se trata el rey de la cocina Mediterráneo, por su sabor y por su valor nutricional. Estamos hablando del tomate, nuestro aliado en el tiempo de más calor! Alguien puede imaginar una vida sin pan con tomate? O unos macarrones sin un sofrito? O un verano sin gazpacho?

Esta planta de la familia de las solanàcies es uno de los pilares fundamentales de nuestra cocina, pero no siempre ha estado así, puesto que esta planta no es autóctona de nuestras tierras. Su origen lo encontramos en Sur América donde se trataba de una planta silvestre que crecía y se reproducía sin ningún tipo de cura, como nuestras tierras puede ser el romero o las cerezas de pastor. Estuvo en México donde se domesticó y se cultivó por suerte de nuestros paladares. Los españoles fueron los encargados de llevar esta deliciosa especie hacia Europa en el siglo XV. Estás primeros tomates que probaron nuestros antepasados no tenían su característico color rojo, sino que eran un color groguet. No sé por azar que los italianos se refieren a los tomates como “pomodoro” que se traduce como “pomo de oro”.

La tomatera es una planta de clima tropical, y a pesar de que se ha adaptado muy bien a nuestro clima, es muy sensible a las heladas. Estas son las encargadas de marcar los ciclo anual de las tomateras en los climas templados. Por lo tanto, se hace imprescindible plantarlas una vez ya se ha acabado el frío.

EL CULTIVO

Cómo hemos comentado anteriormente, es muy importante que las tomateras se planten una vez ha acabado el tiempo de las heladas, puesto que del contrario estas plantas se pueden morir. En las zonas de interior como la Ribera de Ebro se puede plantar entre el mes de abril y de mayo. Si nosotros hacemos nuestro plantel lo tendremos que sembrar sesenta días antes de cuando lo queramos trasplantar (abril – mayo). El tallo de la tomatera es rastrera debido al peso de sus frutos, por lo tanto, es importante ligar el tallo de la tomatera a un tutor, y tendremos que eliminar los brotes dejando una o dos guías. Se pueden utilizar tratamientos ecológicos y naturales para llevar a cabo el control de las plagas, como por ejemplo una disolución de ortiga y cola de caballo. También podemos plantar plantas como por ejemplo clavel de moro o albahaca que atraen los insectos con sus flores vistosas o con su olor.

ASOCIACIONES

La tomatera es compatible con la lechuga, la cebolla, la escarola, el ajo y la col. Tendremos que evitar las otras plantas de la especie de la solanàcia como el pimiento y la berenjena.

VALOR NUTRICIONAL

La mayoría del peso del tomate es agua, por eso se trata de un alimento saludable con pocas calorías, ideal por las ensaladas del verano. Tiene más azúcar que el resto de verduras que le proporciona un sabor ligeramente dulce. Contiene vitaminas antioxidantes del grupo C, E, A y algunas del grupo B. También contiene minerales y el antioxidante licopè que le da su color rojo.

Por lo tanto, el tomate se trata de un alimento saludable y recomendable en la mayoría de los casos, pero también tenemos que tener en cuenta algunas características. No es un alimento recomendable si se sufre osteoporosis, puesto que la solanina que contiene el fruto extrae el calcio de los huesos. Las aminas nos pueden hacer venir dolor de cabeza. Teniendo en cuenta los pros y contras, el tomate es un alimento recomendable siempre que no se consuma en exceso.

VARIEDADES

Hay una gran variedad de tomates, tantas como gustos, cada una ideal para hacer algún plato diferente. Nosotros hemos hecho una pequeña selección de nuestras preferidas:

  • Tomate pera: Este tomate es ideal para hacer conservas y salsas, al ser una variedad muy carnosa y con pocas semillas. Lo podemos encontrar en estado óptimo al final del verano.
  • Tomate de aliñar: Se trata de un tomate carnoso y turgent. Es ideal para las ensaladas veraniegas, con un poco de aceite y sal, es suficiente para disfrutar de ellas. Este tipo de tomate lo podemos encontrar todo el verano.
  • Tomate cherry: Estos pequeños tomates son ideales para acompañar todo tipo de plato. Podemos dar un toque frescal a nuestras ensaladas de pasta. Podemos disfrutar de ellas la mayoría de verano.
  • Tomate corazón de toro: Este tomate también es ideal para las ensaladas. Se trata de un tomate carnoso que muy madura es un placer para nuestro paladar. También la tenemos disponible todo el verano.
  • Tomate de colgar: Se trata de un tomate con mucho de zumo, ideal para mojar el pan con tomate. Guardada debidamente tarda mucho que hacerse mala. Lo ideal es colgarlas sin que tengan contacto unas con las otras. Están disponibles desde el comienzo del verano hasta muy entrada el otoño

DIALECTOS

Hay tantas maneras de decir tomate como personas en Cataluña, pero las más comunes son las siguientes:

  • "Tomàquet": Catalán central.
  • "Tomaca": Cataluña Sur y País Valenciano.
  • "Tomata": Septentrional, central, noroccidental, valenciano, ibicenco.
  • "Tomàtic": Occidental.
  • "Tomàtiga": Islas Baleares.
  • "Domàtiga": Islas Baleares.

RECETA

Una buena manera de poder disfrutar del tomate durante todo el año es hacer conserva. El verano es una buena época para conseguir tomates de gran calidad a un buen precio, por lo tanto, nos hemos decantado por una receta sencilla y muy sana para poder conservar estos tomates y utilizarlos por cualquier de nuestros platos, en cualquier época del año.

  1. Utilizaremos tomates pera. Elegiremos los tomates maduros y de buena calidad.
  2. Lavaremos los tomates y las escaldaremos con agua hirviendo. Este paso es muy importante, nosotros hemos optado para meterlas en una olla y hemos echado agua bollint por sobre. Si veis que no se han escaldado bastante las meteremos a hervir durante unos treinta segundos.
  3. Con cuidado de no quemarnos, pelaremos los tomates.
  4. Colocaremos los tomates enteros en un tarro de cristal. No tengáis miedo al meter los tomates en el bote, cuanto más mejor. También tenemos que tener en cuenta si preferimos hacer puedes más pequeños o más grandes, según por cuántos tenemos que cocinar. Cerraremos el bote con fuerza.
  5. Meteremos los botes dentro de una olla grande y cubriremos los botes de agua. Tendremos los botes a baño maría durante unos veinte minutos y apagaremos el fuego. Dejaremos reposar los botes dentro de la olla con el agua durante doce horas.
  6. Sacarme los botes de la olla y los guardaremos, en un lugar fresco y seco.
  7. Ya podáis disfrutar de vuestros tomates para hacer cualquier salsa.